Los periodistas estamos hechos de otra pasta. De la de échame lo que quieras, que puedo con todo. Nos va la adrenalina, las prisas, la presión, los nervios, el silencio, las palabras justas, la expectación, la cuenta atrás. Somos los que no callamos ni debajo del agua, los que copiábamos 100 veces ‘no hablaré más en clase’ en primaria y los que hemos copiado más Power Points que historia ha pasado en el mundo.

Continue reading

España cañí: país de pandereta. Otra vez y para variar. Qué impotencia ser hoy valenciana, española y europea. Los españoles no castigamos corrupción, mentiras, sobres en B, monarquías y abrazos al rico. Estoy rabiosa y dolida, aunque no sorprendida. Me jode que muchos voten sin reflexionar, sin conciencia, sin memoria y sin pensar en las consecuencias.

Continue reading

Cuando vuelves de un Erasmus, LA gran pregunta de los que todavía no han saltado de su zona de confort suele ser: “¿de qué va este imbécil?”. Aunque no la digan en voz alta, está tatuada con luces de neón en su cara. Y tú solo puedes sonreír y pensar “qué pesada debo de haber sonado, otra vez”. Pasas de ser una persona insulsa y rutinaria a tener una vida extremadamente interesante a cada minuto, a tener una anécdota para todo. Pasas de ser “el colega de siempre” a “ese capullo que se cree guay por haber vivido fuera unos meses”.

Continue reading