ESCRITURA CREATIVA VALENCIA

Mis amigos dicen que tengo un blog de poesía. Yo creo que me quieren demasiado bien. Estudiando en el extranjero aprendí que a soltar la pluma se le llama escritura creativa y que hay mil formas divertidas de hacerlo, aunque el idioma sea otro al pronunciarlo.

Para mí, que escribo desde que sé coger un lápiz, el simple hecho de hacerlo siempre me ha supuesto una vía de escape. Siempre he hecho garabatos en papel, le escribía poemas a mi madre y gané en varios certámenes de Literatura del colegio. No es algo que destacase en mí misma, hasta que adquirí conciencia de todo. De la vida, de los demás, de mí, del mundo y de mi universo.

¿POR QUÉ CREAR UN BLOG DE POESÍA?

Supongo que hay un punto en el que todos nos rompemos por algo. EL punto. El agobio, la alegría, la felicidad, el amor, el dolor. Para mí no fue antes que para los demás, pero aprendí a materializarlo de forma escrita. No sé cómo me dejé convencer para abrir un sitio online con toda mi palabrería, pero lo cierto es que no concibo la vida hoy en día sin una ventana a la Red.

Periodista por vocación, no me callo ni debajo del agua. Mi blog de poesía (o como quieran llamarlo) es mi pequeño rincón en el que desconectar y ser más yo que nunca. El poder de un escritor es guardar la llave de sus palabras: no siempre nos sentimos como dejamos ver en nuestras palabras. Dicen que los poetas no tienen audiencia porque le hablan todo el rato a la misma persona. Posiblemente a ellos mismos. Como cualquier otro escritor.

También me gusta reflexionar sobre temas que me preocupan. A pesar de lo que nos cuesta aceptar las críticas ajenas, estoy convencida de que en esta vida hay que mojarse. Que si nos quieren, nos quieran por cómo pensamos y por qué. Tener conciencia de nuestro alrededor nos hace más infelices, pero más inteligentes y empáticos.

¿POR QUÉ CAMAREÓNICA?

Cuando comencé a trasladar mi trabajo a la web, pensé que necesitaba un nombre especial. Algo que me definiese y no sonara a lo de siempre. Algo de lo que no me fuese a cansar. Y así surgió Camareónica.

Siempre me ha encantado tener una cámara entre las manos. Me embelesa la capacidad de capturar un momento en milésimas de segundo. Sí, soy de las que cree que una imagen vale más que millones de palabras (y eso que hablar y escribir, me gusta un rato). Me encanta conservar fotografías de cada lugar, de cada persona, de cada momento especial... Y volver a verlas una y otra vez a lo largo del tiempo. Incluso las que duelen. La mejor forma de superar algo que nos frena la vida es afrontarlo, mirarlo a los ojos y decir "sí, me has pasado, y aquí estoy, más fuerte que entonces, y qué bonito".

La segunda parte de este nombre viene de camaleónica, de mi capacidad para adaptarme a cualquier medio, a cualquier situación y a cualquier persona. Tanto a nivel profesional como personal. Aunque reconozco que con los años de vida y la vida de los años mi paciencia va menguando. Soy más reticente a aceptar situaciones en las que no me veo. Aun así, la resiliencia siempre será para mí un modo de afrontar mi vida, antes, ahora y después. ¡Espíritu sisu!

Supongo que cualquier artista pone algo (mucho o todo) de sí mismo en lo que hace. Pero yo todavía estoy lejos de ser nada de eso. Pasen y lean este blog de escritura creativa. Opinen y no juzguen. La libertad del que escribe está en los ojos del que lee.

OTROS SERVICIOS

CONÓCEME MÁS

Descubre un poco más de mí a nivel personal y profesional. Conoce mís hobbies y mis especialidades y si te animas, ¡di hola!

¿ME NECESITAS?

Si necesitas redactar contenidos SEO para tu página web o elaborar una estrategia de social media para tu negocio, puede que sea quien estás buscando. Si buscas una periodista audiovisual o una mano creativa para redactar cualquier texto, quizá también. ¡Contáctame y hablemos!

CONTACTA CONMIGO

Si tienes un proyecto que envuelva cualquier tipo de locura creativa, no dejes de comentármelo. Le añadimos unas cervezas o un café y seguro que resolvemos esta sopa de letras que es la vida.